23 agosto, 2018

AVES DE MAZAGÓN: EL RABILARGO IBÉRICO

 El rabilargo ibérico, ave muy característica de Mazagón.
Rafael R. Porrino
Pocas estampas ornitológicas hay tan familiares por aquí como la de un bandito de aves de tono ocre, con cabeza negra, y larga y azulada cola, volando onduladamente y a baja altura de un árbol a otro. Sin embargo, no por común deja de ser interesante el ave que protagoniza esta típica escena, que no es otra que el mojino, rabúo o charrín, nombres populares con los que nos referimos al llamativo rabilargo ibérico (Cyanopica cooki).

El rabilargo ibérico es una especie gregaria, que vive formando bandos
Se trata de un córvido -es decir, pariente de urracas y cuervos- de hábitos gregarios, que se suele ver en bandos de pequeño o mediano tamaño, y que se comporta como residente (es decir, no migra y vive entre nosotros todo el año, a diferencia de especies que sólo están en verano o en invierno). Precisamente es el reducido tamaño de su área de distribución mundial lo que convierte al rabilargo ibérico en una especie de alto interés para naturalistas y turistas, ya que se trata de un animal endémico de la Península Ibérica: a nivel mundial sólo se puede avistar en el sur de Portugal y el suroeste y centro de España. Por otra parte, existe una especie muy parecida en el extremo oriental de Asia. 

Nuestro rabilargo ibérico, que es una especie protegida cuya caza y captura están prohibidas, habita principalmente en dehesas, encinares, pinares y manchas de monte mediterráneo, así como en huertos, cañaverales y riberas, e incluso en cultivos como olivares, frutales o naranjales. La base de su dieta la constituyen insectos y otros pequeños invertebrados, pero también comen mucha fruta (sobre todo higos y bellotas), frutos de matorrales, carroña, e incluso cereales y pienso que encuentran en comederos de ganado y mascotas.
 Distribución en España del rabilargo. Fuente Atlas de Aves Reproductoras de España de SEO-Birdlife (2003).
Su coloración y larga cola hacen del rabilargo una especie inconfundible.

El rabilargo está bien distribuido y resulta común en la mayor parte de la provincia de Huelva, aunque es en la costa y el entorno de Doñana donde suele rondar con más frecuencia los entornos urbanos. En Mazagón se les ve principalmente en las zonas del casco urbano que lindan con pinares, si bien no es raro que se adentren en parques y jardines, especialmente a principios de verano cuando los jóvenes ya vuelan y forman, junto a los adultos, agrupaciones familiares que deambulan de aquí para allá en busca de alimento. 
También habita en algunos cultivos agrícolas.

Un lugar que recomiendo para observar y fotografiar al rabilargo ibérico en Mazagón es el merendero del Parador, especialmente por la mañana temprano después de días festivos en los que, tras la celebración de barbacoas y jornadas de convivencia, quedan diseminados desperdicios de comida que estos gráciles e inteligentes pájaros buscan para ingerirlos, contribuyendo así a la limpieza de nuestro entorno natural.
Rabilargo dando color a las barbacoas del Parador.